Cocina con el corazón, cocina con la cabeza.

Han vuelto a repetirlo, la han bordado. Hace ya días que veo rondar aquí y allá, en el móvil, en el facebook, en el banner que aparece al lado del periódico que leo cada mañana… el anuncio de IKEA de esta Navidad. El título de la campaña: “Cocina con el corazón, cocina con la cabeza“. Y yo, como curiosa innata, amante del marketing y apasionada de la cocina, pues claro, clické.

El spot hay que decirlo, está muy bien. Que sí, que me gusta, y seguramente a ti también. Pero ¿te has preguntado POR QUÉ? Sigue leyendo, que te lo despiezo y te lo cuento en datos:1. El mensaje no es nuevo, lo que son nuevos son los datos y los mensajeros: el 25% de la comida navideña acaba en la basura. Y nos lo vamos a creer porque nos lo cuentan los propios actores que la recogen (además de que lo avala un estudio efectuado por la compañía, claro). Seguro que a vosotros también os parecerá genial la idea de “reclutar” en un casting recolectores de basura reales, pues le da la máxima credibilidad a la historia. Esto es el STORY-TELLING elevado a la enésima potencia. Y se merece un OLE!

Es impactante la manera en que seleccionan su TARGET, el público objetivo del anuncio. Lo bordan. Porque ¿os habeis parado a pensar a quién va dirigido el anuncio? ¡A TODOS! ¿acaso hay alguien que no celebre la Navidad con comida? IMPRESIONANTE la manera de ampliar su público objetivo. Tanto yo, como mi marido, como mi hija, mi madre o mi padre, a todos nos va a llegar el mensaje de la campaña. Eso se merece un OLEE! con dos “E” porque elaborar una campaña que todos podemos escuchar y que a todos nos hará girar la cabeza, no es fácil de conseguir.

Pero  para mí, lo más interesante de este spot no es el mensaje, que ya lo sabíamos – cuántas veces le habré dicho a mis hijos que no se dejen comida en el plato, que hay muchos niños desnutridos que no tienen qué llevarse a la boca… demonios, si hasta hicimos un día una sesión de internet enseñándoles fotos de niños del tercer mundo… – pues como digo, lo INTERESANTE de este spot no es el mensaje, que ya lo conocíamos, ni los actores, ni siquiera el público objetivo… lo INTERESANTE, lo mejor, lo que me ha parecido más impactante y de verdad me ha impresionado es cómo, una vez construido un mensaje CREIBLE, con un público objetivo lo MÁS AMPLIO posible, consiguen revertir ese mensaje en VENTAS para la compañía. Y es que te sensibilizan, te tocan el corazoncito y te hacen sentir culpable, y luego te proponen soluciones para eliminar esa culpa. Sólo tienes que ir a la web de IKEA y encontrarás propuestas para no desperdiciar comida esta Navidad. Y por supuesto, para estas soluciones necesitas sus productos: un rallador de queso para no se ponga malo el queso que te sobra, un medidor para que no cocines más de la cuenta, una cubitera para congelar el vino que te sobra y que puedas aprovecharlo en los próximos guisos, tuppers para guardar los restos del día de Navidad… hay que decirlo. La campaña está BORDADA.

Y yo, como me ha parecido una idea estupenda, y me han entrado unos enormes “celos marketinianos”, he decidido que no quiero ser menos que IKEA – risas y coñas aparte … – y he pensado en daros también algunos consejos para que si cocinais REPOSTERÍA estas Navidades lo hagais con el CORAZÓN pero también con la CABEZA.Toma nota de estos tres:

1.- Si estás preparando tu lista de cenas, comidas… y dudas en que postres preparar estas Navidades para acompañar el café, decídete por las GALLETAS. La gran mayoría tienen una caducidad aproximada de 2-3 meses y si te sobran pasadas las Navidades, podrás seguir comiéndolas y mojándolas en leche hasta casi entrado el mes de marzo. Aquí encontrarás cortadores para prepararlas, y si no sabes hacerlas pero te gustarí aprender, aquí podrás reservar tu plaza para venir a los cursos de Victoria’s Cakes.

2.- Si preparas tartas para después de comer o cenar y te sobra bizcocho, no lo tires, conviértelo en CAKE POPS. Encontrarás todo lo que necesitas aquí, y la receta para elaborarlos aquí.

3.- Si te encanta la decoración y vas a hacer tartas de FONDANT navideñas, te recomiendo usar paquetes pequeños de fondant (como éstos de 250 gr), o si usas paquetes más grandes (tipo estos de 1kg) o que ya están abiertos, recuerda guardarlos siempre bien envueltos y en un tupper o una bolsa de zip, tipo bolsa de congelados. Así los conservarás flexibles y en perfecto estado mucho más tiempo.Y dicho esto, no me queda más que decir, y a ti, ¿se te ocurren otras ideas sobre la campaña de IKEA o ideas para no desperdiciar esta Navidad? ¿Las compartes con nosotros?

 

About Author

Victoria Ballesta

Marketiniana hasta la médula y apasionada del Marketing Digital y Redes Sociales, colaboro con varios portales y blogs como redactora de contenidos y social media manager. Crafty y cocinitas en mi tiempo libre.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *