Los 3 errores de la campaña de Ikea #salvemoslascenas

Salvemos las cenas, la campaña que Ikea lanzó a la vuelta del verano, generó en su lanzamiento una gran notoriedad de marca y se definió como un gran éxito.

Coincidiendo con el inicio del curso escolar, con un cierto movimiento social en contra de los deberes en casa, y hasta una huelga de padres para no hacer deberes... Ikea se puso con su Salvemos las cenas de la campaña Cenología en boca de todos. Todo apuntaba a un gran acierto (de nuevo) de Ikea, al utilizar un tema realmente controvertido y de actualidad para su campaña de la vuelta de verano.

Pero ¿es oro todo lo que reluce? ¿De verdad ha sido esta campaña un gran acierto? Al parecer, todo apunta a que sí. De hecho, sólo tienes que poner en Google “Salvemos las cenas” para descubrir un montón de contenido alabando la campaña…

No obstante, déjame que te diga que desde mi punto de vista, el usar controversia para su campaña de marca, no ha sido precisamente un gran acierto para Ikea.

Más bien Ikea ha cometido 3 errores en la campaña Salvemos las cenas de los que yo me tomo nota…

No pretendo debatir aquí sobre si hacer deberes o no en casa o si cenar antes o después con los niños. Aunque sin duda, tengo mi propia opinión, más bien me gustaría reflexionar sobre la capacidad de Ikea para utilizar un tema de controversia en sus campañas:

¿Deberes sí o deberes no (y la conciliación familiar que hay detrás del concepto): qué tiene eso que ver con Ikea?

En un mundo como el de hoy, tan sobresaturado de información y contenidos, a menudo las marcas optan por publicitarse a través de contenidos que generan controversia, pues es un método rápido y bastante seguro para llamar la atención y ponerse en boca de todos.

En principio, como táctica publicitaria, el usar contenidos controvertidos no debería ser una mala táctica, al contrario, pues demuestra que la marca está pendiente de la actualidad y puede incluso ayudarla a empatizar con sus consumidores.

No obstante, hay que tener mucho cuidado en el uso de este tipo de contenidos, pues generalmente las marcas tienden a posicionarse de una u otra manera en torno a la controversia y, mucho ojo, porque eso puede revertir la publicidad negativamente hacia quien la emitió.

Y eso es lo que parece que le está pasando a la campaña de Ikea en favor de las cenas y contra de los deberes.

Con el hashtag #salvemoslascenas la compañía sueca se ha pronunciado a favor de pasar más tiempo en familia y de comer todos juntos, pero a la vez lo ha hecho poniéndose en contra de los deberes, y de sobrecargar con tareas a los niños.

El problema es que esta campaña parece que ser que se le está volviendo en contra consecuencia de haber cometido 3 errores:

1- en primer lugar, se ha visto que la campaña se ha lanzado en un momento “oportunista”,  aprovechando  la “huelga general” convocada por una asociación de padres en contra de los deberes, que ha saltado incluso a los medios.

salvemoslascenas

2- además, al cuestionar la sobrecarga de los niños, ha entrado a cuestionar de forma indirecta la “labor” del profesorado, por lo que el colectivo de profesores ha empezado a manifestarse en contra de la campaña de Ikea.

salvemoslascenas

 

3- Finalmente el hablar del tiempo en familia y criticar la falta de conciliación con los deberes del cole, ha hecho que a la propia Ikea se le vuelva en contra su campaña. Cosa que seguramente no pensaron en su día los creadores de la campaña Salvemos las Cenas

Salvemos las cenas

salvemoslascenas

salvemoslascenas

salvemoslascenas

 

Así pues, tomen nota señores, de los aciertos y errores de la campaña de Ikea.

En conclusión quizás sea una buena idea utilizar en la estrategia de contenidos de una marca temas que generen controversia, pero hay que hacerlo con un objetivo definido y controlado, y sobretodo, analizando muy bien el posicionamiento de la empresa, pues un mal cálculo en este posicionamiento en torno a la controversia puede generar que la comunidad se vuelva en contra de la propia marca.

Y eso, hoy en día, con las Redes Sociales, puede ser algo muy peligroso para la reputación on line de la empresa.

Para concretar, yo diría que los aciertos y errores de Ikea se identifican claramente como las ventajas y desventajas de utilizar en comunicación, temas que generan controversia.

La capacidad de generar interés en la audiencia, adquirir notoriedad de marca y provocar conversación pueden ser muy atrayentes y una tentación para usar la controversia para nuestra marca, pero ojo, porque

* una controversia mal medida puede volverse en contra de la propia marca

* usar a menudo temas controvertidos puede hacer que se vea a la marca como “oportunista” y se pierda credibilidad

* y cuando se lanza una campaña controvertida y se genera conversación en torno a ella, se puede llegar a perder el control de la misma y al estar la campaña relacionada con la imagen de la marca esta se puede ver afectada.

Será interesante ver, en los próximos días, cuán rebelde se vuelve el efecto de la campaña, y cómo gestiona Ikea (si lo hace) las reacciones de su audiencia frente a este tema.

Y tú, qué opinas, ¿pesan más los aciertos o los errores en la campaña de Ikea?

About Author

Victoria Ballesta

Marketiniana hasta la médula y apasionada del Marketing Digital y Redes Sociales, colaboro con varios portales y blogs como redactora de contenidos y social media manager. Crafty y cocinitas en mi tiempo libre.

Comments

  1. Nacho says:

    ¡Me gusta tu reflexión Victoria! Ya hicieron algo parecido con al existosa “República independiente de mi casa” … aunque en esa ocasión no era tan directa la relación.

    Es arriesgado mojarse en temas tan “difíciles” como los deberes y la “conciliación”, pero a la vez, como en casi todas las campañas, las reacciones en redes són exageradas. Por eso, estoy muy de acuerdo en que en la planificación de la campaña debe haber un espacio de “reacción a las redes sociales”, no para que digan lo que queremos que digan, sino para saber contestar y argumentar al máximo y tener control sobre la conversación.

    Gracias por el post

  2. Gracias a ti Nacho!! Totalmente de acuerdo con lo de que las reacciones en redes son exageradas!sí, hay que tener cuidado pues son como enoooormes altavoces que amplifican cualquier cosa… gracias por tu comentario 🙂

  3. […] ¿Y conoces otras marcas que también hayan cometido errores en su estrategia digital? […]

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *