El internet de las cosas en el sector salud.

El internet de las cosas se avecina como la “próxima revolución industrial”, y esta revolución afectará, entre otros, al sector Salud.

Veamos qué es el internet de las cosas y cómo puede afectar al sector del healthcare, la salud o sanidad.

El internet de las cosas es un escenario que prevé que cada cosa u objeto esté identificado con un número o identificador único que le permita conectarse a internet y recoger los datos que emite de forma individualizada. Cualquier cosa, animal o persona, puede disponer de este identificador único y, a través de un dispositivo conectarse a una base de datos donde se vuelque la información pertinente.

El ejemplo más habitual que está ya más cerca de la realidad que de la ficción es el del frigorífico que se conecta a internet y realiza pedidos de los productos que ya han sobrepasado la fecha de caducidad, los coches sin conductor, la impresora “smart” que solicita de motu propio cartuchos cuando se está agotando la tinta, o zapatillas que cuentan los kilómetros que corres y los envían a un dispositivo que recoge tu actividad…

internet-de-las-cosas-infografia
Internet de las cosas

Pero, ¿cómo se traduce el internet de las cosas en el sector salud?

Desde hace años el sector salud también se está beneficiando de los avances en el internet de las cosas.

Una de las primeras aplicaciones del internet de las cosas en el sector salud fue la cápsula Pillcam, que a través de la ingestión oral permite la transmisión de imágenes del interior del tubo digestivo.

O Jawbone, la pulsera que permite monitorizar comida, bebida y sueño y que además, recabando información sobre el usuario es capaz de realizar recomendaciones sobre el mejor hábito para el usuario.

Google Glass es otro dispositivo de google para el que se están desarrollando múltiples aplicaciones relacionadas con el sector salud.

 

Una de las enfermedades que ha recibido mayor atención por parte de los desarrollos del internet de las cosas es la Diabetes.

No en vano está entre las 10 primeras causas de muerte en el mundo, y se prevé que en el 2030 haya 370 millones de diabéticos. Por ello se han destinado grandes inversiones y recursos al desarrollo de dispositivos que faciliten la vida con esta enfermedad.

Desde el primer parche inteligente se evolucionó a los relojes medidores de glucosa, Bee, la herramienta para diabéticos de la Suiza Vigilant o la innovación laser para medir la glucosa en sangre sin necesidad de recibir ni un pinchazo, son algunos de los resultados del boom de la tecnología y el internet de las cosas en la Diabetes.

bee-3
Internet de las cosas en diabetes

Hace tan sólo una semana se difundía la aprobación del primer páncreas artificial automático MiniMed670G, capaz de inyectar las dosis necesarias de insulina de forma continua y automática, pues funciona con un sensor subcutáneo que mide el nivel de azúcar en sangre.

El mayor desarrollo previsto, tanto en el campo de la diabetes como en la salud en general, es el relativo a los wearables, aquellos dispositivos portátiles que se conectan de forma inalámbrica y transmiten datos sobre el paciente (ya sea a su médico, a aplicaciones que monitorizan su salud, o aplicaciones que garantizan su seguridad por ejemplo para los casos de alzheimer).

Y aquí es donde encajan las numerosas app que surgen en el sector salud, en concreto para diabetes algunas tan populares como la Social Diabetes, mySugr (que permite realizar registros de comidas, medicamentos, glucemia y actividad y fija objetivos peronsalizados), o la reciente Sugar Sense, lanzada hace sólo 10 días, y que ofrece la app para el Apple Watch, un auténtico wearable para la salud.

Sugar Sense App Diabetes
Sugar Sense App Diabetes

Sin duda, el internet de las cosas está cambiando la forma de gestionar la salud, y aunque un buen profesional siempre será indispensable para la interpretación de estos datos recogidos por “las cosas”, huelga notar que el perfil de los profesionales y de los propios pacientes deberá también adaptarse a las nuevas tecnologías, que evolucionan a un ritmo vertiginoso.

About Author

Victoria Ballesta

Marketiniana hasta la médula y apasionada del Marketing Digital y Redes Sociales, colaboro con varios portales y blogs como redactora de contenidos y social media manager. Crafty y cocinitas en mi tiempo libre.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *